• Esther Menéndez

Resiliencia: La magia de saber superarse en la adversidad (I)

Updated: Apr 30, 2020


Es posible transformar la adversidad en un factor de crecimiento personal

Terminando la séptima semana de confinamiento estamos deseando volver a la normalidad. Ahora ya tenemos la opción de salir con los niños a dar un paseo, y estamos contamos las horas que nos quedan para poder salir solos a despejarnos, aunque sea por poco tiempo. La imaginación vuela anticipando el momento de recuperar el estilo de vida que teníamos antes: salir de casa a voluntad, usar el transporte público sin preocupación por quién se sienta al lado, volver al trabajo, aunque solo sea para tener el salario asegurado y, sobre todo, encontrarnos con las personas que nos importan para cenar o simplemente disfrutar de la compañía y del contacto afectivo.


Desgraciadamente, hay pocas probabilidades de volver a la vida tal como era hace apenas dos meses. Al empezar a salir del refugio de nuestros hogares nos daremos cuenta de que el mundo que conocíamos ha cambiado. Los medios ya nos advierten del impacto del confinamiento en diferentes ámbitos y sobre todo, en la economía. Habrá sectores de actividad que difícilmente remontarán y todos, sin excepción, nos tendremos que reinventar para adaptarnos al nuevo escenario de vida.


El ser humano ha demostrado a lo largo de su evolución una capacidad de adaptación casi ilimitada. Estamos perfectamente equipados para hacer frente a las realidades más devastadoras. Disponemos de las herramientas, pero quizás no somos conscientes de ello. Y el principal recurso que vamos a necesitar es la resiliencia.


DESARROLLAR LA RESILIENCIA PSICOLÓGICA


Podemos definir la resiliencia como la capacidad de adaptación a los cambios y de superación de los obstáculos, que permite salir fortalecido de condiciones muy adversas.

Lánzate a vivir y elévate sobre los obstáculos que encuentres en el camino

Algunas personas poseen de forma innata esta capacidad; han pasado por experiencias muy traumáticas y a pesar del sufrimiento, su estado psíquico y anímico se ha mantenido imperturbable. Mientras lo más habitual es quedar debilitadas por la tensión o caer en una depresión, las personas resilientes usan los acontecimientos trágicos como trampolín para transformarse interiormente y desarrollar su potencial.


La resiliencia no es un rasgo exclusivo de personas extraordinarias. Igual que muchas habilidades psicológicas, se puede desarrollar. Todos los seres humanos tenemos la posibilidad de generar resiliencia.


El psicólogo Mihaly Csikszentmihalyi, catedrático de la Universidad de Stanford, explica en su obra de referencia, Flow: Una psicología de la felicidad (Ed.Kairós), que existen tres características que permiten transformar una situación adversa en una oportunidad de desarrollo:


  1. Autoconfianza natural: La actitud de confiar en los propios recursos para hacer frente a las complejas situaciones que plantea la vida.

  2. Capacidad de enfocar la energía psíquica en la cuestión a resolver, dejando a un lado los aspectos internos que pueden interferir, como los deseos o las ideas sobre cómo tendrían que ser las cosas.

  3. Mentalidad abierta para descubrir estrategias alternativas que harán posible superar los obstáculos y actuar con eficiencia.


LAS SIETE CUALIDADES PARA GENERAR AUTOCONFIANZA


Nos han enseñado a buscar la confianza en el exterior: en personas de quienes nos podamos fiar, en un trabajo estable, en un entorno seguro..., pero a pocas personas nos han educado para confiar plenamente en nosotros mismos.


Lo que resistes, persiste. Lo que aceptas te transforma.

Solo confiando sin reservas en lo que nos dicta nuestro interior nos podemos entregar totalmente al flujo de la vida. Solo así dejamos de juzgar y de lamentarnos por lo que nos sucede, y podemos extraer las lecciones que nos aportan los acontecimientos.


La autoconfianza supone una actitud benevolente hacia un mismo, reconociendo los aspectos positivos y aceptando también los puntos débiles.


Permite afrontar la realidad por dura que resulte, sin negarla, trivializarla, ni luchar contra lo que no es posible modificar. El mediático Sergi Torres, en su libro Saltar al vacío (Ediciones Presencia), nos recuerda que "dentro de nosotros hay un poder, una fortaleza natural, que tiende a hacernos felices".


¿Y de qué manera podemos cultivar la autoconfianza? Verónica de Andrés y Florencia Andrés, especialistas en crecimiento personal, nos hablan en su obra Confianza total para vivir mejor (Editorial Planeta), de las siete cualidades que necesitamos desarrollar para vivir desde la confianza:


1. Flexibilidad:

Mantener una actitud de apertura a las nuevas situaciones y a los aprendizajes que suponen nos permite adaptarnos a condiciones desconocidas o desfavorables.

La rigidez mental, que supone aplicar repetidamente los mismos esquemas, hábitos y soluciones, nos impide evolucionar al ritmo de los acontecimientos.


2. Motivación:

El impulso que nos activa para buscar respuestas y soluciones surge del interior. El lenguaje interno con el que nos hablamos puede ser un potente motivador o puede sabotear nuestros proyectos. Tomar consciencia de las palabras que nos decimos nos permitirá entender cómo nos afectan, si nos animan a asumir retos o si nos hacen dudar de nuestras capacidades.

La carencia de motivación nos deja atados en la zona de confort, sin la energía necesaria para tomar decisiones y afrontar riesgos.


3. Optimismo:

El verdadero optimismo no consiste en negarse a aceptar las dificultades, ni en esperar que las soluciones lleguen solas. El optimismo útil es realista: nos permite evaluar las situaciones de forma objetiva, de forma que podamos afrontar las adversidades y la incertidumbre con el conocimiento de los recursos con que contamos, y con una actitud esperanzada respecto al futuro.

La tendencia pesimista de hacer anticipaciones negativas de lo que puede ocurrir en el futuro nos deja anclados en la parálisis y la impotencia.


Di sí a la vida, con sus retos y oportunidades

4. Excelencia:

Se refiere a la actitud de dar lo mejor de un mismo, de considerar los errores como parte necesaria de todo proceso y de analizarlos para extraer un aprendizaje.

El perfeccionismo, la necesidad de control y la autoexigencia nos hacen vivir en tensión por miedo a equivocarnos, y nos dejan constantemente insatisfechos con los resultados que obtenemos.


5. Esfuerzo:

Gandhi decía "Nuestra recompensa se encuentra en el esfuerzo y no en el resultado". Somos dueños de nuestras acciones, pero no de los resultados que obtenemos. Podemos decidir el grado de entrega a nuestros proyectos y objetivos, sabiendo que los resultados no van a depender totalmente de nuestra implicación, pero sin suficiente dedicación difícilmente lograremos lo que nos proponemos.

Por otro lado, la dedicación exclusiva a un proyecto, el esfuerzo sin límite, sacrificando otras áreas de vida, nos hacen descuidar aspectos esenciales para nuestro bienestar y equilibrio personal.


6. Perdón:

La comprensión de nuestros errores como hechos naturales de los cuales extraer unas conclusiones nos lleva a comprender que también los demás se equivocan. Reconocer el daño que nos han podido ocasionar, soltando el enojo y el resentimiento nos permite cicatrizar las heridas emocionales; así seremos capaces abrirnos a la vida, con sus inevitables luces y sombras.


7. Paz interior:

Llegamos a un estado de paz interior cuando aceptamos lo que es tal como es: cuando reconocemos nuestras heridas, las necesidades insatisfechas, nuestros aspectos menos desarrollados, y somos capaces de abrazarlos y de dejarles el espacio que les corresponde en nuestro interior.

Necesitamos un trabajo de autoconocimiento y de aceptación de la vida tal como se presenta. No hay nada de lo que nos tengamos que defender. Abrirnos completamente a las experiencias es la única forma de sentirnos en paz.

La lucha, la oposición y la queja desgastan nuestra energía y nos focalizan en el problema, cuando lo que nos va a ser útil será enfocarnos en las soluciones.


PROFUNDIZAR Y PRACTICAR LA AUTOCONFIANZA


Ahora que ya conoces los principales factores que afectan el sentimiento de autoconfianza, puedes reflexionar sobre cuáles son los que te están afectando más, y tomar conciencia de qué manera tu autoconfianza se ve debilitada.


En el siguiente artículo encontrarás cuatro estrategias para generar Autoconfianza que puedes aplicar fácilmente en la vida diaria.


Mientras tanto, te recomiendo unas lecturas que te permitirán profundizar en el tema, para añadir a las que he citado en el texto.


Borysenko, Joan (2010). Pase lo que pase, no es el fin del mundo. Ediciones Urano.


Byron Katie, Stephen Mitchell (2009). Amar lo que es: Cuatro preguntas que pueden cambiar tú vida. Editorial Books4pocket.


Ramírez, Amado (2004). Fluir en la adversidad. Editorial Desclée de Brouwer


© Esther Menéndez, abril 2020

14 views0 comments

Esther Menéndez

psicòloga col.legiada COPC núm. 5414

Dades de contacte:

Plaça Josep Tarradellas, 9-13 3r - 2a

08340 Vilassar de Mar (Barcelona)

Tlf. 626721123

psicologiaimeditaciodhara@gmail.com

icons8-linkedin-480.png
icon-1562136_1920.png

© 2019 Esther Menéndez